Saltar al contenido principal

Las inundaciones por el desborde de los ríos Cañar y Naranjal ya son parte del pasado

“La época de las periódicas y recurrentes inundaciones por el desbordamiento de los ríos Cañar y Naranjal forma parte de un pasado que nunca volverá”, manifestó el presidente de la República, Economista. Rafael Correa Delgado, durante el evento de inauguración de las últimas dos megaconstrucciones hídricas a cargo de la Empresa Pública del Agua (EPA – EP).

Ayer, martes 12 de enero de 2016 fue un día que pasó a formar parte de la historia del país, ya que 85 mil hectáreas y 142 mil habitantes de los sectores: Puerto Inca, Santa Rosa de Flandes, Pancho Negro, Jesús María, Villa Nueva, Baquerizo Moreno, San Carlos, El Porvenir, San Antonio y El Trapiche, desde ahora serán protegidos en el invierno por los sistemas hídricos Cañar y Naranjal.

El funcionamiento de estas obras fue constatado por el primer mandatario y su hija Anne Dominique Correa quienes, acompañados principalmente por el Ministro Coordinador de los Sectores Estratégicos, Rafael Poveda; el Secretario del Agua, Carlos Bernal y el Gerente de la EPA – EP, Raúl Sánchez, recorrieron la Derivadora Cañar: una majestuosa estructura compuesta por diez compuertas radiales, que regularán el agua de este río caudaloso, y un puente de 400 m que une a las parroquias Pancho Negro y San Carlos.

La hija del presidente Rafael Correa fue quien presionó el botón, accionando el cierre de las compuertas para dar paso solo al caudal ecológico del río Cañar.

Luego se dirigieron a la caseta de control, lugar donde se monitorea el funcionamiento de la Derivadora. Aquí el jefe de Estado observó el sistema operativo instalado en el cuarto de máquinas.

Ya en el evento de inauguración, y ante aproximadamente tres mil quinientos invitados, la representante de las zonas beneficiadas, Sofía Panamá, recordó vivir en carne propia las inundaciones ocurridas en años anteriores y afirmó que estos proyectos hídricos (Cañar y Naranjal) les da un futuro prometedor “este futuro prometedor es por fin una realidad”, indicó.

Posteriormente el Secretario del Agua, Carlos Bernal, recalcó en que estos dos proyectos control de inundaciones forman parte de las seis megaconstrucciones hídricas a cargo del Gobierno Nacional “se invirtieron cerca de USD 1.000 millones. Abastecen de agua a 200 mil hectáreas con el riego y protegen 150 mil de las inundaciones”, dijo.

Además Bernal incitó a evitar las invasiones en las zonas protegidas, para que no pongan en riesgo las obras que le cuestan millones de dólares a todos los ecuatorianos.

Por su parte, el presidente de la República, Economista. Rafael Correa, explicó que a partir de ahora el futuro será distinto para nuestros agricultores “terminaron las cosechas de la suerte. Hoy se abre la posibilidad de la agroindustria, la tecnificación y la inversión pequeña mediano grande, lo que se traduce en mayores ingresos”, acotó.

“Tenía que llegar el Gobierno de los campesinos, de los obreros, de los jóvenes, de las trabajadoras remuneradas del hogar, de los empresarios honestos para que los recursos del estado por fin sean destinados para atender las necesidades de quienes han hecho grande esta patria con su sacrificio diario”, resaltó el primer mandatario.

“Ecuador ya cambió y vamos a defender lo logrado. Podrán mentir, podrán calumniarnos, pero nunca podrán derrotarnos, nunca podrán quitarnos la esperanza y el orgullo de vivir en la patria nueva, en la patria de la Revolución Ciudadana”, con estas palabras, el presidente Rafael Correa declaró oficialmente inaugurados los proyectos hídricos Cañar y Naranjal. DM/COMUNICACIÓN.


 

  2 comments for “Las inundaciones por el desborde de los ríos Cañar y Naranjal ya son parte del pasado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.