Saltar al contenido principal

“Ruta Cimarrón” fortalece la interculturalidad en la provincia de Esmeraldas

El mensaje histórico de la ruta de los cimarrones libres en Ecuador está lleno de episodios que en el pasado conformaron los cimientos esenciales para llegar a construir el motor que conduce a la transformación social de los pueblos y nacionalidades.

La búsqueda de una sociedad más justa y solidaria, autónoma e independiente, que promueva la valoración de la diversidad cultural ante cualquier forma de dominación, ha sido el objetivo fundamental de esta “Ruta Cimarrón” que constituye el proceso de recorridos en ocho provincias del país.

Desde allí el Ministerio de Cultura y Patrimonio, a través de la Subsecretaría de Identidades Culturales, operó en los distintos territorios del Ecuador con temas relacionados al Decenio Internacional Afrodescendiente.

Esta “Ruta Cimarrón” en lo que resta del 2015, inició su primera etapa incluyendo las provincias de Esmeraldas, Azuay, El Oro, Santa Elena, Pastaza, Carchi, Imbabura y próximamente Guayas, territorios donde existe una población mayoritariamente afrodescendiente y que posee Centros Interculturales Comunitarios sustentados y construidos por esta institución.

En este contexto se realizó el pasado jueves 10 de diciembre de 2015, la “Ruta Cimarrón Esmeraldas” en la ciudad de San Lorenzo. El evento contó con la presencia de autoridades del cantón San Lorenzo, representantes de los gestores culturales y de los GADs (Gobiernos Autónomos Descentralizados) parroquiales.

La marimba, el guasá y los ritmos típicos de la bomba, deleitaron al público con las diez agrupaciones culturales estudiantiles que se presentaron en el Malecón de San Lorenzo. Los colegios José Otilio Ramírez, Consuelo Benavidez y Unidad Educativa del Proyecto Salesiano fueron los protagonistas de esta noche intercultural llena de música.

“Me siento bien y complacido de ser negro, porque soy negro y la música la llevo en la sangre”, manifestó Guillermo Ayoví Erazo, más conocido como Papá Roncón y principal precursor de la marimba en nuestro país, a propósito de su declaración por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Él explica que la marimba es conocida como el “piano de la selva” y representa la liberación de los esclavos negros.

Para Flormarina Montalvo, Subsecretaria de Identidades Culturales, “este proceso nos muestra que otra realidad es posible. El recorrido de una ruta comprometida con el pueblo afroecuatoriano, nos permite la reflexión de una causa justa, la lucha por el reconocimiento”.

El evento también contó con la entrega de reconocimientos a gestores y gestoras culturales custodios de saberes ancestrales del pueblo Afrodescendiente y de la nacionalidad Chachi. “Los saberes ancestrales nos identifican como pueblo y es necesario saber cómo pasarlos de generación en generación para que nunca se pierdan. Yo quisiera construir una escuela en Borbón para enseñar la marimba y dejar como legado a las nuevas generaciones”, mencionó Roncón.

La “Ruta Cimarrón” es considerada como un acto emotivo y de reconocimiento debido al contenido identitario que tiene para la población Afrodescendiente, pues la palabra “Cimarrón” y los procesos de cimarronaje, significan “Libertad del hombre y la mujer negra”.

“Esta ruta es un proceso de difusión y reconocimiento para un escenario de diálogo que no opera desde la centralidad, sino que resignifica el encuentro desde la memoria, fortalece las expresiones culturales y potencia un intercambio de saberes entre las diversidades”, menciona Montalvo, al señalar que la ruta también posiciona en la esfera pública la historia de resistencia y lucha, que se ha consolidado en este momento social con la Declaratoria del Decenio Internacional Afrodescendiente 2015-2014. /Ministerio de Cultura y Patrimonio.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.